sábado, agosto 13, 2005

Los regantes del Guadiaro se sienten también ecologistas

La Junta Central de Usuarios del Río Guadiaro asegura que también tiene el ecologismo por bandera. Por ello, los regantes y resto de usuarios lamentan que Verdemar les culpe del desastre ecológico que padece el río por falta de agua.

"Durante las últimas semanas hemos estado oyendo reiteradamente a los grupos ecologistas acusar a los regantes del Valle del Guadiaro del problema por el que atraviesan los peces. Pero lo que no se sabe es que se están muriendo por la falta de agua como consecuencia directa del escaso compromiso real que mantienen esos ecologistas con la zona; sin mencionar que éstos no se han percatado de que el río Hozgarganta (afluente del Guadiaro) tiene las mismas carencias y no han hecho mención alguna al respecto", afirma la Junta de Usuarios.

Los regantes sostienen que entre sus objetivos destaca la regulación de los recursos hídricos y su aprovechamiento, así como gestionar directamente los intereses mediante la puesta en marcha del Plan de Infraestructuras Hidráulicas. "Esta es la mejor forma de garantizar a medio y largo plazo tanto el caudal ecológico, como las necesidades por las que atraviesan los usuarios", dicen.

La Junta Central recuerda que, cuando se redacta el mencionado plan, se pretende que el caudal pueda ser almacenado para abastecer de una forma lógica a los municipios que así lo requieran, que los regantes puedan modernizar sus infraestructuras para conseguir un ahorro de agua sustancial y que el ecosistema pueda mantenerse cuando las condiciones climatológicas como las que actuales ocurran. "En definitiva, cuando los regantes se unieron para defender una amplia y basta regulación del acuífero, no ponían en peligro ninguna especie animal o vegetal del entorno", manifiestan.

Los usuarios critican, por ello, que "cualquier actuación al respecto parece desencadenar la maquinaria ecológica en defensa de unos postulados poco razonables en cuanto a desconsiderar el abanico de posibilidades que puede ofrecer el río Guadiaro".

"Parece que cada cual vive de lo que aporta a la sociedad. Podemos ver que los usuarios y regantes necesitan del poco agua que corre por el río para poder generar empleo, materias primas y productos", explica la Junta Central, que añade: "Parece evidente que los ecologistas no tienen en cuenta que esos regantes también son ecologistas sin portar un carné que los avale y parece que necesitan a toda costa hacer demagogia y salir en los medios de comunicación para subsistir".