jueves, agosto 25, 2005

Mancomunidad niega que vaya a vender agua a la Costa del Sol

La Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar afirmó ayer que es "absolutamente falso" que vaya a vender a la Costa del Sol cientos de hectómetros cúbicos de agua. El ente comarcal dijo que no tiene esa cantidad de agua, "ni los medios ni las competencias para ello. La Mancomunidad potabiliza y distribuye agua potable, pero no regula dicho recurso hídrico. Hasta la fecha, lo único que ha hecho la Mancomunidad, a requerimiento de la Agencia Andaluza del Agua, es comunicarle a ésta que, si fuera necesario, pondría a su disposición su infraestructura para potabilizar y transportar agua a la Costa del Sol, y todo ello en un ejercicio de responsabilidad institucional, en caso de extrema necesidad y como no puede ser de otro modo. Por ello, Verdemar, mejor que nadie, debería conocer que en el marco jurídico español, el agua es un bien público y no privado".

Asimismo, la Mancomunidad indicó que "es absolutamente falso que proyecte sobreexplotar los acuíferos del río Guadiaro y del Pinar del Rey, ya que ni siquiera son propiedad de la Mancomunidad. Es más, aunque el ente comarcal no es portavoz de ninguna otra administración, estamos seguros de que nadie se ha planteado tal posibilidad, ya que esta imputación tiene un carácter muy grave debido a que, tal y como Verdemar lo atribuye a la Mancomunidad, puede constituir un delito ecológico".

Del mismo modo, "es absolutamente falso que la Mancomunidad prevea trasvasar agua a los embalses de Charco Redondo y Guadarranque desde los citados acuíferos, ya que ninguna de estas instalaciones son explotadas por la Mancomunidad. Tampoco tenemos constancia de que ninguna administración pública se haya planteado tal posibilidad".

Para la Mancomunidad, también es "absolutamente falso que proyecte construir pantanos en los ríos Genal y Hozgarganta, ya que no tiene competencias".

El ente comarcal considera que "al imputarle Verdemar estas presuntas actuaciones, se induce a pensar que va a ser la responsable de la destrucción del arroyo Alhaja (Pinar del Rey, San Roque), y la sepultación de más de un millón de árboles en el parque natural de Los Alcornocales y en el valle del Genal con la regulación de los dos ríos. Al igual que de la muerte del río Guadiaro y la pérdida de las playas de la zona de Sotogrande. Esta imputación es muy grave debido a que esas acciones, del modo en que Verdemar lo atribuye a la Mancomunidad, pueden constituir un delito ecológico".