sábado, septiembre 10, 2005

El aumento del trasvase a la Costa del Sol se hará en otoño

El aumento del trasvase de agua del Campo de Gibraltar para paliar la situación de sequía en la Costa del Sol Occidental, en Málaga, no será posible hasta bien entrado el otoño, cuando tenga resultado la obra de emergencia para ampliar la estación de bombeo de El Toril, en San Roque, anunciada por la Junta de Andalucía.

Esta actuación permitirá incrementar la llegada de agua procedente de la presa del Guadarranque hasta casi triplicar los alrededor de 100 litros por segundo que se están extrayendo actualmente de los pozos del río Guadiaro.

El director general de la Cuenca Mediterránea Andaluza (CMA), Antonio Rodríguez Leal, informó a Efe de que esta obra se acometerá en dos partes, por un lado la remodelación de la instalación eléctrica para tener potencia suficiente y, por otro, la construcción de un depósito en San Enrique de Guadiaro, lo que "hasta bien entrado el otoño no tendrá resultado".

La presa de Guadarranque acumula actualmente 61,7 hectómetros cúbicos de agua, el 79 por ciento de su capacidad, y junto con el embalse de Charco Redondo, en Los Barrios, tiene la función de abastecimiento de agua para el desarrollo integral del Campo de Gibraltar.

Una infraestructura hidráulica conjunta, constituida por conducciones y depósitos reguladores, permite atender la mayor parte del suministro desde cualquiera de ambos embalses.

Los objetivos que atiende ese sistema son abastecer de agua potable a núcleos urbanos con un horizonte de 500.000 habitantes, el suministro al sector industrial establecido en torno a la Bahía de Algeciras y el regadío de mil hectáreas en las vegas de los ríos Guadarranque, Palmones y Hozgarganta, éste último afluente al Genal.

Ante la polémica sobre este trasvase de agua, la Junta anunció que se hará con dos condiciones, que sea con excedentes de la zona campogibraltareña para no privarle del uso y que no se utilice para regar campos de golf.